Alto impacto social

La difusión del Programa Smartbrain Pro genera un muy alto impacto social desde varios puntos de vista.

Por un lado permite mantener por más tiempo la autonomía de las personas que padecen déficit o deterioro cognitivo, reduciendo su grado de dependencia y alejando el advenimiento del punto en el que necesitarán por completo la ayuda de terceros.

El mantenimiento de la autonomía de las personas afectadas ayuda a que sus familiares y cuidadores tengan una mayor calidad de vida.

Asimismo, el mantenimiento de la autonomía y el alejamiento en el tiempo del advenimiento de la dependencia genera un importante ahorro económico, no sólo en la economía de las familias afectadas sino también en la del sistema público de salud, dado el alto y creciente coste socio-económico que por todos los conceptos genera la atención de la dependencia.